UNA PICA EN FLANDES.

Es lo que ha hecho LOLA CUELLO,  una española, mallorquina para mas señas que ha decidido conquistar Los Países Bajos….Esta vez no es una ocupación española en aquellas tierras, lejos de esas intenciones, ahora se trata de una incorporación sentimental.  Como muchas veces, la llamada del amor hace que sigamos destinaciones lejanas. Lola encontró pareja y estaba en Utrecht, lo cual decidió el destino de su andadura.

Hasta la fecha, instalada en su Mallorca natal, y después de haber vivido una largo periodo en Barcelona, cerró sus atelier en Palma de Mallorca y se traslado a Holanda.

Allí se percató de la ausencia total de Ateliers para costura y Novias, un fenómeno que , en España es bastante corriente, allí era un concepto muy innovador, casi revolucionario. La mentalidad holandesa es muy diferente, casarse es un acto más bien íntimo, se suelen invitar a los familiares a presenciar la ceremonia civil o religiosa, y se realiza un party para los amigos.  Dos eventos separados y en ambos, la principal preocupación no parece ser la indumentaria. “Los holandeses son prácticos, visten con ropa de buena calidad, les interesan mucho los criterios ecológicos y medio ambientales, pero no están tan inmersos en la moda o las tendencias.” Comenta Lola. Ahí es donde ella como creadora orientada y diseña para novias, que no están acostumbradas al ritual de la ropa hecha a medida. Sin embargo, en poco tiempo , ha conseguido establecerse como una diseñadora con seña de identidad.

Propone formas sencillas, entendiendo el gusto de las novias holandesas, con tejidos de mucha calidad, confía sus tejidos a BORDAR&CO , crepe de seda empolvada, algodones bordados , tules de algodón, muselinas de seda en bambula, crépès de bambús.  Aplica suaves detalles, bordados hechos a mano, siempre eligiendo de la colección BORDAR&CO nada que sea demasiado ostentoso o exuberante, delicado y con un cierto aire desenfadado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su reputación ha crecido con el boca a boca y con los ejemplos de bodas que ha realizado. Ahora plantea un nuevo concepto de colección nupcial, porque en Holanda hay mucha costumbre de comprar por internet,  por eso trabajar a medida es un trabajo menos explorado y muy valorado en el pais. Además coincidirá con una nueva etapa…Lola va a ser mamá, una maternidad muy buscada y deseada, que implicará un periodo en el que su creatividad será compartida con sus labores maternas, para más tarder emprenderse en un nuevo proyecto: abrir una tienda en Holanda.

 www.lolacuello.com

2 respuestas a “UNA PICA EN FLANDES.”

  1. Que bonito! romántico y delicado, y los tejidos parecen increíbles. Una novia de ahora, sencilla pero reluciente, dejando de lado esas novias ostentosas que parecían ancladas en el Barroco.

Responder a laura Cancelar respuesta